Categoría el Datos Económicos.

La banca de la zona euro ha retirado 200.000 millones de euros de la facilidad de depósito del BCE en una sola semana.

La banca que guarda ahí su liquidez tiene que pagar un -0,5% anual, por lo que este único movimiento puede ahorrar al sector unos 1.000 millones de euros. Este trasvase de dinero llega tras el cambio anunciado por el banco central en la reunión de septiembre que despenalizaba una parte del exceso de liquidez. Según la banca, esto supone un alivio parcial, puesto que el margen de intermediación seguirá deprimido, aunque al menos se reduce la tasa efectiva que pagan al BCE por mantener aparcada su liquidez.

La contratación de préstamos hipotecarios a tipo de interés fijo está bajando y los márgenes para contraer más su precio son muy reducidos.

Si en febrero de 2016 este tipo de préstamos –cuyos tipos de interés no
varían durante toda su vida– suponía apenas el 10% de todas las hipotecas para vivienda contratadas en España, en junio registró su máximo histórico, al llegar al 44,5%, según el INE. Una tendencia alcista que, sin embargo, se revirtió al mes siguiente y llevó las hipotecas fijas a cerrar agosto con un 41,8% de contrataciones. Los expertos creen que
será muy difícil repetir el récord de hace cinco meses.