La banca de la zona euro ha retirado 200.000 millones de euros de la facilidad de depósito del BCE en una sola semana.

La banca de la zona euro ha retirado 200.000 millones de euros de la facilidad de depósito del BCE en una sola semana.

La banca que guarda ahí su liquidez tiene que pagar un -0,5% anual, por lo que este único movimiento puede ahorrar al sector unos 1.000 millones de euros. Este trasvase de dinero llega tras el cambio anunciado por el banco central en la reunión de septiembre que despenalizaba una parte del exceso de liquidez. Según la banca, esto supone un alivio parcial, puesto que el margen de intermediación seguirá deprimido, aunque al menos se reduce la tasa efectiva que pagan al BCE por mantener aparcada su liquidez.

J.A.Amat Jiménez.

Deja una respuesta