Archivo el febrero 25, 2020

La imposición de aranceles al aceite de oliva envasado originario de España por parte de EE.UU

está causando graves distorsiones en los flujos comerciales, con una caída de más del 60% en las exportaciones
a este país respecto al mismo mes del año pasado. Así se desprende de la última información hecha pública por el Departamento de Comercio de EE.UU. y el Ministerio de
Industria, Comercio y Turismo de España. Los aranceles a los productos agrícolas, que entraron en vigor a finales de octubre han puesto a todo el sector en pie de guerra, con la
creación de una plataforma que integra a productores e industriales. "No queremos ser moneda de cambio en una disputa ajena. Es fundamental la intervención al más alto nivel
del Gobierno, la Comisión Europea y de los países aliados para evitar una guerra comercial abierta que será perjudicial en todas las direcciones", señalaban desde la Plataforma tras la
imposición de las nuevas tasas.